¿Niños con problemas emocionales o de comportamiento? Podrían estar relacionados a la falta de sueño.

Niños emocionalesCuando los niños pequeños y en edad preescolar tienen problemas emocionales y de comportamiento, podrían además, tener dificultades para conciliar el sueño, lo que crea un círculo vicioso que empeora la situación. Un buen descanso siempre es la clave para una buena salud mental en los pequeños. No dejes de leer. 

El buen descanso es necesario para tener una salud óptima, no importa la edad que tengamos. En el caso de los niños pequeños y en edad preescolar, dormir suficiente es muy importante para su crecimiento y para su salud física y emocional.

Sin embargo, los pequeños no siempre pueden descansar tanto como es necesario. Un estudio nuevo encontró que las dificultades para conciliar el sueño son comunes entre los niños pequeños y en edad preescolar que tienen problemas de conducta. Asimismo, dormir poco se asocia con hiperactividad, problemas de atención, dificultades para ajustarse a la escuela, y por supuesto, somnolencia durante el día.

Según los problemas del sueño en los pequeños no se diagnostican ni se reconocen, y menos cuando hay problemas de conducta o emocionales.

El estudio analizó a 183 niños de seis años o menos que estaban en tratamiento por algún problema psiquiátrico. Los autores del estudio, examinaron cuál era la prevalencia de trastornos del sueño en esos pequeños y encontraron que los problemas para quedarse dormidos, irse a la cama y despertar con frecuencia por la noche fueron los más comunes. A dichos problemas se les conoce en el mundo especializado como “insomnios conductuales”.

De dichos insomnios conductuales, el más común de todos es la dificultad para conciliar el sueño y se presentó en el 41 por ciento de los niños. Adicionalmente, el estudio encontró que los problemas del sueño se presentaban con más frecuencia en los niños que tenían problemas de conducta y en general emocionales, como ansiedad y cambios en su estado de ánimo.

De hecho, la falta del sueño podría ser una consecuencia de los problemas conductuales y emocionales, y también contribuir a los mismos. Por eso, estos pequeños podrían estar atrapados en un círculo vicioso que hace más difícil solucionar estos trastornos.

Reconocer que un buen descanso puede influir en las emociones y la salud mental, y que sufrir de algún desequilibrio en esa área a su vez, afecta el descanso, puede ser el primer paso para buscar soluciones.

De acuerdo a los investigadores, los problemas del sueño pueden complicar el tratamiento para conductas como la agresividad y problemas del estado de ánimo y que sin duda alguna, empeoran estas condiciones.

Este estudio es importante porque les recuerda a los padres y a los especialistas en salud, la importancia de conocer la información acerca de los patrones de sueño de los niños. Unas breves preguntas por parte de los médicos, como cuántas horas duerme, qué tanto tarda en dormirse, etc., pueden brindar información muy valiosa para determinar las causas de los problemas emocionales y de la conducta.

Así mismo, los padres de familia deben estar atentos a los patrones de sueño de sus pequeños, pues pueden darles la respuesta a muchas preguntas acerca de su conducta y sus emociones.

Recuerda que un buen descanso es indispensable para estar sanos. Si tienes dudas, consulta con tu pediatra.

Anuncios

¿Cuál es tu excusa para no hacer ejercicio?

a Papa gordaCuando se trata de hacer ejercicio, las personas que no están acostumbradas a hacerlo, siempre encuentran una excusa. ¿Cuál es la tuya? En Vida y Salud le damos un vistazo a las más comunes, que desde que se inventaron, son el escudo de muchos para evitar ejercitarse, aunque sepan que se están perdiendo de innumerables beneficios para la salud. Aquí hablamos de ellas y te invitamos a que las dejes a un lado y hagas del ejercicio un hábito.

“Desde que se inventaron las excusas, todo el mundo queda bien”. Pero cuando se trata de hacer ejercicio, este dicho popular no se aplica. Puedes buscar las mil y una excusas para no ejercitarte, pero al final la única persona perjudicada eres tú. No es saludable. Sin embargo, no es un secreto que hacer ejercicio es uno de los retos más grandes para muchas personas que no incorporan a la actividad física en su rutina. Entre las excusas más comunes que la gente usa para justificar el ser sedentarios están las siguientes:

  • “¡No tengo tiempo!” Es lo primero que dicen muchos. Sin embargo, si les preguntas, sí tuvieron tiempo de ver un programa en la televisión o de hablar por teléfono con sus amigos. Así que para que dejes esta excusa a un lado, te cuento que hacer ejercicio no necesariamente toma demasiado tiempo. Con sólo 30 minutos al día – distribuidos durante el día -, o tres veces a la semana, estás dándole a tu cuerpo beneficios increíbles. Si trabajas todo el día, trata de incorporar el movimiento en tu lugar de trabajo. Camina por la oficina, sube las escaleras en lugar de subir por el ascensor, toma una corta caminata después del almuerzo. Lo mismo sucede en casa. El hacer un poco de jardinería, barrer, o incluso tender la cama cuentan como movimiento. No tienes que seguir una rutina muy estricta para empezar, ¡sólo empieza! Vas a ver que poco a poco harás del ejercicio parte de tu rutina. Así que esta excusa, ya no vale.
  • “Estoy muy cansado(a)”. Esta excusa tiene que desaparecer de inmediato. Aunque suene contradictorio, el hacer ejercicio precisamente lo combate. El ejercitarte hace que tu cuerpo tenga más energía, pues durante la actividad física se liberan las endorfinas, unas hormonas que te hacen sentir bien. Esto no sucede cuando caes como piedra en el sofá a ver la televisión. Así que si tu problema son el cansancio y la fatiga, muévete y verás que desaparecerán. El hacer ejercicio durante la mañana es ideal para quienes tienen trabajos exigentes. Les da energía y positivismo. Y si prefieres hacerlo luego del trabajo, dormirás como un bebé y te levantarás como nuevo(a). Así que no uses más esa excusa. ¡Nadie te va a creer!
  • “Hacer ejercicio me aburre”. Si esta es tu excusa, piensa ¿por qué te aburre? Tal vez no has encontrado una actividad que te guste. Según los expertos, el hacer ejercicio debe ser algo que disfrutes tanto como el sexo. Prueba cosas nuevas: si no te gusta ir al gimnasio, ve a trotar al aire libre, anda en bicicleta, camina, baila, participa en algún deporte. Cualquier cosa que te agrade. Considera hacerlo con otras personas si se te hace más fácil. ¿Qué tal si intentas algo nuevo? Esta excusa del aburrimiento va a desaparecer de inmediato. Vas a ver que el ejercicio se va a volver algo tan divertido, algo tuyo, algo que esperas que llegue porque es un regalo para tu bienestar. Hay muchas actividades físicas ¡elije una y pásala bien!
  • “Siempre que empiezo a hacer ejercicio, me rindo”. Si es así, es porque en realidad, no has intentado hacer algo que te gusta. El empezar a ejercitarte es lo más difícil, así que ¡no te des por vencido! Para mantener la motivación, debes ponerte metas realistas. No puedes renunciar después de una semana porque ves que no tienes un cuerpo súper musculoso o que no has perdido todas las libras que quieres. ¡No es realista! Pero es un gran paso hacia tu meta. Así que poco a poco se llega lejos. Un buen truco es imaginarte con el cuerpo que siempre has querido. Eso te motivará a seguir con tu rutina y hacer del ejercicio, un hábito.

Deja a un lado las excusas, que no son más que auto engaños. No te pierdas de todas las ventajas que el mantenerte activo(a) le brinda a tu salud. ¡Muévete! Verás que te sentirás mejor y las excusas serán cosa del pasado.


Cómo prevenir la incontinencia urinaria

Cuando el suelo pélvico de debilita a causa de la edad, la musculatura que contribuye a que la vejiga se mantenga en la posición correcta se ve afectada. El riesgo de incontinencia se incrementa principalmente por esta causa, pero no es la única. Este trastorno puede afectar a personas de cualquier edad debido a otros factores que detallamos a continuación.

El embarazo y el parto aumentan las posibilidades de riesgo de incontinencia. La presión que deben soportar los músculos de la pelvis es un factor que aumenta proporcionalmente al número de embarazos.

Otras afecciones como el estreñimento, las cistitis recurrentes causadas por infección, la diabetes o las cirugías en la zona también pueden agravar la incontinencia existente.

En el hombre, la causa se debe a los trastornos y enfermedades de la próstata.

pelvis

Prevención

Mediante la adopción de correctos hábitos de vida en base una serie de recomendaciones se puede disminuir el riesgo en la aparición de incontinencia.

El tabaco irrita la vejiga y, por otra parte, los ataques de tos que afectan a los fumadores compulsivos dañan el esfínter urinario.

El agua debe ser ingerida en su justa medida para una buena hidratación. Beber en exceso puede suponer un riesgo de distensión de la vejiga debido a la orina frecuente. La distensión impide retener la orina durante mucho tiempo.

El ejercicio de kegel es una gimnasia que actúa en el suelo pélvico y fortalece la musculatura ayudando a evitar los escapes. Los especialistas pueden orientarle en el ejercicio más adecuado en su caso.


¿Cómo detectar una fibromialgia?

fibromialgiaCuando tenemos sensibilidad en alguna zona de nuestro cuerpo y al presionarla sentimos que el dolor aumenta, es muy importante consultar al médico, ya que posiblemente el diagnostico de esta enfermedad es positivo. Hasta ahora, la prueba clínica más acertada para detectar una fibromialgia es presionar con los dedos los 18 puntos dolorosos distribuidos en el cuerpo, de los cuales al menos 11 resultan positivos.

Los “puntos gatillo” se pueden detectar presionado las siguientes áreas del cuerpo:

  • Segunda costilla.
  • Cervical inferior: parte delantera de las vértebras cervicales.
  • Occipucio: punto por debajo del cráneo donde ingresa el músculo trapecio.
  • Epicóndilo lateral: dos centímetros debajo de la parte frontal de los codos.
  • Trapecio: punto intermedio del borde superior.
  • Supraspinoso: por encima del borde medial de la espina escapular.
  • Trocánter mayor: por debajo y detrás de la unión del fémur con la cadera.
  • Glúteo: en la parte alta y externa del músculo.
  • Rodillas: en la bola adiposa antes de llegar a la articulación.

La sensibilidad en estas áreas del cuerpo han sido de mucha ayuda en el diagnóstico de esta enfermedad, pero se está revisado los casos, ya que además del dolor osteomuscular crónico y generalizado, se han empezado a tener en cuenta otros síntomas que acompañan a la enfermedad y que se están siendo claves para identificar al enfermo con fibromialgia.

Actualmente se han sugerido otros criterios para el diagnóstico de la fibromialgia, que proponen que el paciente puede presentar dolor en 5 puntos sensibles y  la presencia de tres criterios menores entre los que se destacan los siguientes.

  • Cambios de los síntomas por la actividad física.
  • Alteraciones de los síntomas por factores atmosféricos.
  • Empeoramiento de los síntomas con el estrés.
  • Sueño no reparador.
  • Fatiga general.
  • Dolores de cabeza.
  • Colon irritable.
  • Sensación de inflamación.
  • Parestesia.
  • Ansiedad.

La memoria se ve afectada si no dormimos bien

Recientemente, un nuevo estudio sugirió que el culpable de esto se esconde en un sueño más ligero que acompaña al envejecimiento. No es ningún secreto que las habilidades de memoria disminuyen a medida que se envejece, haciendo más difícil que se puedan llevar a cabo nuevas tareas o recordar pequeños detalles de la vida cotidiana.

dormirmal

Los investigadores encontraron que las personas mayores duermen menos profundamente que sus contrapartes más jóvenes, y esto parece estar directamente relacionado con una memoria menos fiable. Las personas mayores son cerca de un 50% menos capaces de recordar cosas nuevas después de dormir que los jóvenes.

El estudio, sin embargo, no es definitivo. Fue bastante pequeño, observó sobre todo a las mujeres y se examinó sólo un tipo de memoria: la capacidad de recordar pares de palabras. Sus autores, sin embargo, dijeron que los hallazgos son lo suficientemente fuertes como para justificar poner más atención para ayudar a las personas mayores a dormir mejor.

En los adultos jóvenes, el sueño hace un muy buen trabajo en no dejar que esos recuerdos se disuelvan. Pero el sueño no logró hacer el mismo tipo de trabajo en los ancianos. Como consecuencia de ello, mostraron señales de olvido mucho más graves, y una razón importante fue debido a la pobre calidad de su sueño profundo.

Según dicen los profesionales, no sólo es importante dormir antes de aprender, sino que hay que dormir después de aprender para consolidar los nuevos recuerdos y generar una memoria a largo plazo. 

Los investigadores creen que las personas mayores no tienen la capacidad para recordar de la misma manera que los jóvenes ya que su sueño no es tan profundo. La buena noticia es que un sueño de mejor calidad podría hacer una diferencia.


Razones para dejar de limpiarte los oídos con hisopos (Q-tips)

Razones para NO limpiarse los oidos

Muchas personas lo hacen como parte de su higiene personal, pero los especialistas no lo recomiendan. Aquí te explico por qué y te doy además varios consejos para limpiar y cuidar tus oídos.

Con el propósito de eliminar la acumulación de cera dentro del oído, muchas personas, quizá te encuentres entre ellas, frecuentemente se limpian los oídos insertando en ellos un hisopo o palillo con un algodón en la punta (Q-tip). Lo mueven y escarban en el fondo hasta que la punta sale completamente limpia. Sólo así se sienten satisfechos y completamente limpios. Pero, según los expertos, esta práctica de higiene puede acarrearte más daños que beneficios.

Es importante que sepas que la formación de cera es un proceso natural, los oídos la usan para protegerse. Por eso, tratar de eliminar el exceso de cera con hisopos puede ser contraproducente.

Por qué no deben usarse hisopos en los oídos:

Existen muy buenas razones para descontinuar cuanto antes el perjudicial hábito de limpiarte los oídos con hisopos. Entre ellas:

  1. Es bueno tener cera en tus oídos. La cera no es el equivale a suciedad que debe eliminarse a toda costa. Más bien forma una capa protectora que resguardar la piel del conducto auditivo (que es muy sensible). Además, impide la entrada del agua, del polvo y de la mugre. Si quitas toda la cera, toda esa suciedad tiene la puerta abierta y podría penetrar al interior del oído.
  1. La cera es también un antibiótico natural. Una vez eliminada, tienes más probabilidades de contraer una infección en los oídos.
  1. Si el hisopo es exactamente del mismo tamaño que el canal auditivo, podrías empujar la cera demasiado profundamente hacia el interior. Y requerirías ayuda profesional para solucionar esto.
  1. Si empujas el hisopo muy profundamente podrías tener problemas con el equilibrio o para escuchar. Te explico porqué. Al final del conducto auditivo, se encuentra la membrana del tímpano. Como está más próxima a la superficie de lo que imaginas, es fácil que introduzcas el hisopo más de la cuenta sin notarlo. Y si lo haces, puedes comprimir los minúsculo esto, se podría dañar el oído interno, lo que podría causar problemas de audición y del equilibrio.
  1. Pero aun peor es si llegaras a perforar la membrana del tímpano (que es muy delicada) con la punta del hisopo. Este accidente podría requerir cirugía, y hasta podrías llegar a perder el sentido de audición en el oído afectado (o sea, podrías dejar de oír con ese oído).
  1. Si tu propósito al usar un hisopo en los oídos es secarlos o sacar el agua que le ha caído dentro, lo mejor es que les apliques la secadora de pelo graduada a la temperatura menos cálida hasta que el agua se evapore. O que pongas un par de gotas de alcohol en el oído con un gotero. Esto ayuda a que se desplace el agua y después se evapore.

¿Qué pasa con el exceso de cera?

Aunque la cera de los oídos es parte natural del sistema de defensa del cuerpo, podría ocurrir que la producción sea excesiva y se forme un bloqueo que afecte la audición. En ese caso, es preferible que busques ayuda profesional para eliminarla sin que se creen más problemas.

Algunos se los signos y/o síntomas que podrían sugerir una acumulación excesiva de cera en los oídos incluyen:

  • Dolor en uno el oído.
  • Sensación de “llenura” en el oído afectado.
  • Ruido en el oído, zumbido en el oído (conocido como tinnitus médicamente).
  • Disminución o pérdida de la audición en el oído afectado.

Lo que no debes hacer:

Si notas estos síntomas, no trates de eliminar la cera por tu cuenta, sobre todo si debes introducir algún dispositivo en el conducto auditivo, o si has tenido cirugía del oído. No uses un equipo para hacerlo por tu cuenta, a no ser que te lo haya indicado tu médico.

Lo que debes hacer:

Consulta con tu médico, que puede eliminar la cera acumulada sin dañar tu oído. Además, los síntomas mencionados tal vez no tengan que ver con la acumulación de cera. Podrían ser señales de otros problemas que el médico identificará y tratará.

Otros cuidados que debes tener con los oídos para conservarlos sanos:

  • No limpies tus oídos ni introduzcas dentro de ellos llaveros, clips para papeles, horquillas para el cabello ni ningún objeto puntiagudo.
  • Límpialos por fuera con la punta de una toalla.
  • No nades o te sumerjas en aguas contaminadas.
  • Evita someterlos por un tiempo prolongado a ruidos demasiado altos.
  • Evita los golpes y los juegos bruscos que podrían dañarlos.
  • No les coloques dentro objetos que no sean específicamente para ellos.
  • No uses gotas para los oídos, a menos que te las haya recetado un médico.

Recuerda que, en general, los oídos son muy delicados. Pero si les das los cuidados que requieren, estarás contribuyendo para conservarlos sanos y en buenas condiciones.


Colesterol

 Colesterol Es una grasa amarillenta esencial para la vida. Sin embargo, cuando aumenta su cantidad en la sangre se convierte en una anomalía seria.Aunque se produce en el hígado, cerca de veinte a treinta por ciento vienen de lo que comemos.

Por ello es importante vigilar nuestroa alimentos.

Además, de una dieta alta en grasas saturadas, el colestero puede ser provocado por cirrosis hepática, diabetes mellitus no controlada, desorden de la glándula tiroidea, falla renal o por una condición hereditaria.

Para poder comprender el concepto y mecanismo del colesterol, es necesario saber que existen dos grasas mayores en la sangre:

  • Colesterol
  • Triglicéridos

Estas grasas se rompen y se unen a ciertas proteínas y juntas viajan a través del torrente sanguíneo en forma de lipoproteínas que se clasifican en:

  • VLDL. Lipoproteínas de muy baja densidad.
  • LDL Lipoproteínas de baja densidad.
  • HDL Lipoproteínas de alta densidad

El colesterol de HDL se considera bueno al tener una gran capacidad de depurar las arterias. Cuanto más colesterol de este tipo se encuentre en la sangre, es mejor.

El colesterol de LDL se considera malo, ya que se acumula en las paredes de las arterias, provocando el taponamiento de éstas y restricción de la circulación sanguínea. Por ello,  cuanto menores sean los niveles de este colesterol, resulta mejor

Un alto colesterol malo o LDL puede ocasionar enfermedades y situaciones serias y graves como los siguientes:

  • Angina de pecho
  • Infarto del miocardio
  • Accidente cerebro vascular
  • Dolor abdominal agudo con pancreatitis o sin ella
  • Hepatoesplenomegalia (agrandamiento del hígado y bazo)

Aunque es necesario realizar un examen de laboratorio para determinar si se sufre de colesterol malo o LDL elevado, existen algunos signos visibles que demuestran un descontol líbido como los siguientes:

  • Un “anillo” alrededor del iris. El arco corneal es un depósito de colesterol en la córnea, en forma de anillo, y que queda, visto desde el exterior, un poco por dentro del margen del iris.
  • Nódulos de grasa. Los xantomas (pequeños depósitos de grasa) pueden alertar de una dislipemia familiar. Estos nódulos pueden aparecer en articulaciones, tendones, manos, pies, glúteos, entre otros.
  • Bultitos en los párpados. Los xantelasmas (lesiones palpables y amarillentas) en los párpados pueden aparecer en personas con colesterol LDL alto o problemas de vesícula:

Existen varios remedios caseros y populares para combatir el colesterol malo o LDL elevado como los siguientes:

Remedios populares

Remedio para el colesterol #1: Un remedio tradicional que nos fue proporcionado por una curandera nos indica que la mejor forma de controlar el colesterol consiste en tragarse cada mañana en ayunas un diente de ajo partido por la mitad.

Remedio para el colesterol  #2: Otro remedio consiste en comer una manzana en ayunas para bajar el colesterol.

Remedio para el colesterol  #3: Es importante señalar que existen diferentes alimentos que las abuelas utilizaban al cocinar para bajar el colesterol como el brócoli, la cebolla, laszanahorias crudas, la avena, las espinacas, el pomelo, la alfalfa, las almendras, las nueces, el polen, el aceite de oliva

Remedio para el colesterol  #4 Para bajar el colesterol, es positivo el jugo de naranjas con aceite.

En este sentido, se deben exprimir dos naranjas y añadirle el aceite al zumo.  Se deberá tomar un vaso en ayunas

Remedio para el colesterol  #5: Se puede preparar infusiones de tilo y cola de caballo, ya que la primera tiene efecto vasodilatador y sedante mientras que el segundo contiene silicio, lo que estimula la regeneración de las fibras elásticas de las paredes arteriales

Remedio para el colesterol  #6:  Se puede tomar caldos de verduras compuesto por ½ litro de agua, 3 ramitas de perejil,  ½ cebolla, 100 g de col, 3 ramas de apio y 1 limón (por toma), y se elabora hirbiendo todos los ingredientes, previamente picados o troceados, menos el limón, 15 minutos a fuego lento, dejarlo reposar y colarlo. Antes de tomárnoslo, añadiremos el zumo de un limón en cada toma.

Remedio para el colesterol  #7:  Preparar un jugo curativo con una cucharada de cebada, una cucharada de avena, dos cucharadas de salvado, 1 manzana picada, 1 1/2 vaso de agua y una cucharadita de miel. Para ello  se debe licuar todos los ingredientes y luego beberlo preferiblemente en la mañana.

Remedio para el colesterol  #8: Mezclar una cucharada de salvado de maíz  en media taza de agua tibia.  Consumir principalmente en la mañana.

Remedio para el colesterol  #9: Hervir dos hojas de alcachofa en una taza de agua por 15 minutos y tomar este té principalmente por la mañana (No se debe tomar si existen problemas digestivos previos).

Remedio para el colesterol  #10: Hervir una mandarina con todo y cáscara en una taza de agua por 10 minutos.  Tomar esta infusión principalmente durante la mañana.

Remedio para el colesterol  #11: Mezclar medio vaso de jugo de pepino con medio vaso de jugo de guayaba y tomar este jugo dos veces al día.

Remedio para el colesterol  #12: Existe un remedio, bien conocido en la medicina Ayurvédica, compuesto por la resina gomosa del árbol de la mirra del mukul que crece frondosa en regiones áridas dela India, de Paquistán y Bangladesh la cual tiene efectos antioxidantes que se considera un remedio eficaz para controla el colesterol disponible en nuestra tienda.

Remedio para el colesterol  #13: Tomar un vaso del zumo de piña, antes y después de las comidas, durante una semana cada mes.

Remedio para el colesterol  #14: Mezclar, en pares iguales, alcachotera,,cúrcuma, naranjo amargo y menta. Colocar 1 cucharada de la mezcla en una taza de agua. Hervir durante 5 minutos, dejar reposar 10 más y filtrar. Tomar tres tazas al día tras las comidas principales.

Remedio para el colesterol  #15: Verter en una licuadora 1 taza de duraznos frescos picados, 1 taza de yoghurt natural descremado y 2 cucharadas de semillas de linaza.  Batir hasta obtener una consistencia suave. Tomar cada tercer día.  Este remedio es muy eficaz, ya que la semilla de linaza contiene fibra soluble que ayuda a combatir el colesterol malo o LDL.

Remedio para el colesterol  #16: Calentar el agua y cuando hierva, verter 1 cucharada de té negro (o una bolsita de este té), dejándolo reposar durante unos 10 minutos.  Beber 1 taza después de cada comida de manera habitual.  El té negro ayuda a inhibir la acumulación de colesterol malo o LDL en la sangre.

 Colesterol Colesterol 2 Remedio para el colesterol #17Calentar el agua y verter 1 cucharada de té verde.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza a diario.

Se ha demostrado que beber té verde reduce en tres semanas hasta 7,2 mg de colesterol por decilitro de sangre. Esto gracias a las catequinas, compuestos que limitan su absorción en los intestinos.

Remedio para el colesterol #18Comer un puñado de semillas de linaza impide que el colesterol se “pegue” a las arterias.

Remedio para el colesterol #19: Tomar un vaso de 8 onzas (250 ml) de jugo de tomate que contenga 1 cucharaditas de pimienta de Cayena y jugo de un limón.

Remedio para el colesterol #20: Verter en una taza de agua que esté  hirviendo 2 cucharadas de borraja.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 1  taza a diario especialmente en la mañana. Este remedio ayuda a reducir el colesterol malo o LDL  de la sangre debido  al ácido linoleico que contiene

Remedio para el colesterol #21: Licuar 150 gramos de berro, previamente lavado, junto con el zumo de un limón y añadir agua suficiente. Tomar un vaso de este jugo a diario.

Remedio para el colesterol #22: Hervir, durante 5 minutos, 1/2 cucharada de hojas secas de abedul. Retirar del fuego y dejar refrescar.  Tomar hasta 3 tazas diarias luego de las comidas.

Remedio para el colesterol #23: Preparar una mezcla con 15 gr de alcachofa, 20 gr de muérdago, 20 gr de valeriana, 25 gr de espino blanco y 20 gr de cola de caballo.  Extraer 1 cucharada de esta mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar de 2 a 3 tazas al día. Complementar la ingestión de aceite de onagray de borraja

Remedio para el colesterol #24: Hervir dos cucharas de semillas secas de cilantro en una taza de agua. Dejar reposar y colar. Tomar dos veces al día

Remedio para el colesterol #25: Colocar 2 cucharaditas de alpistey 1 berenjena mediana cortada en trozos en un recipiente que contenga 1 litro de agua fría. Llevar a fuego lento y, cuando el agua rompa el hervor, mantener 20 minutos más. Retirar del fuego, colar y dejar en reposo. Añadir el zumo de un limón. Tomar todas las mañanas, en ayunas, una taza de la preparación. Para un mejor resultado, se aconseja beber todos los días, durante un mes

Remedio para el colesterol #26: Tomar una infusión de 30 g de hojas secas de diente de león en un litro de agua, tres tazas al día.

Remedio para el colesterol #27: Consumir varias fresa a media mañana.

Remedio para el colesterol #28:– Efectuar una decocción de 50 g de raíz seca de achicoria en 1 litro de agua.  Beber dos veces al día

Remedio para el colesterol #29: Consumir levadura roja, ya que tiene la capacidad de disminuir la producción de colesterol al inhibir las enzimas del hígado responsables de la transformación de las grasas en esta sustancia.

Remedio para el colesterol #30:  Consumir 1 cápsula de aceite de onagra, ya que reduce los niveles de colesterol «malo» (LDL) y previene la formación de placas en las arterias…

Remedio para el colesterol #31: Comer manzanas, ya que tiene un efector reductor del colesterol al tener pectina

Remedio para el colesterol #32: Hervir 10 g de ispágula o psyllium en 1 taza de agua durante 5 minutos; Colar y dejar refrescar. Tomar 3 tomas al día

Remedio para el colesterol #33: Son las hojas de lila, en especial, las que tienen un gran poder de drenaje sobre el colesterol de la sangre. Se prepara en la dosis de 5 a 6 hojas frescas o bien una cucharada de hojas secas por taza. Se hierve durante unos 2 minutos; se deja en reposo 10 minutos y se toma una taza en cada una de las principales comidas.

Remedio para el colesterol #34: Hervir un trocito de raíz de jengibre rallada o picada por 10 minutos.  Tomarr hasta 3 tazas al día..

Recomendaciones

Recomendaciones nutricionales

Consumir alimentos ricos en vitamina C (frutas cítricas, kiwis, etc)  ya que evita que el colesterol se adhiera a las arterias

Consumir alimentos ricos en  vitamina E (seimillas de zapallo, semillas de girasol, germen de trigo, etc) debido a que colabora en la reducción del colesterol malo  en la sangre.

Consumir alimentos del complejo B (especialmente B6 y B3), debido a que evitan que el colesterol afecte al hígado.

Comer huevos con moderación.  El huevo tiene 275 miligramos de colesterol.  Sin embargo, se han realizado estudios que demuestran que un consumo de tres huevos a la semana no conlleva riesgos.  Incluisve si desea puede eliminar la yema que es la parte que contiene el colesterol.  De forma tal que puede elaborar sus tortillas o huevos revueltos utilizando sólo una yema y las claras de varios huevos y le resultará mejor.

Evitar las grasas saturadas como carnes de vaca y puerco, mantenca, queso, mantequilla, leche entera y aceite hidrogenado y reemplazar estos alimentos por pescado, aves, productos lácteos bajos en grasa y aceite de oliva.  También, se debe preferir el uso de zumo de limón, hierbas aromáticas o vinagre para condimentar.

Evitar freír los alimentos y, en su lugar, utilizar otras técnicas para cocinar como hervir o cocer al vapor, asar o hacer a la plancha o recurrir al papillote o el wok..

Leer con atención el etiquetado de los alimentos preparados, ya que allí se muestra qué parte de grasas saturadas contiene. Es necesario tener en cuenta que se suele indicar su contenido por cada 100 g.  Por ello, se multiplica esa cifra por el peso total del alimento para saber cuánta grasa aporta en realidad. La cantidad de grasa “oculta” proveniente de estos alimentos no debe superar los 15 g diarios. Recuerda que los alimentos frescos también contienen grasa oculta, sobre todo, las carnes de cerdo, cordero y ternera. Si se consumen, se debe retirar, por lo menos, la parte de grasa visible..

Evitar bebidas alcohólicas, cakes, bebidas carbonatadas, té, café, dulces, pan blanco y otros azúcares refinados.

Evitar alimentos formadores de gas como: las coles, frigoles, coles de Bruselas, coliflor*

Evitar el sobrepeso, ya que la obesidad está vinculada con niveles altos de colesterol y triglicéridos

Recomendaciones generales

Controlar el estrés y la tensión. Aprenda técnicas de relajación.

Evitar el cigarrillo

Adoptar un programa de ejercicios bajo la supervisión médica y hacer caminatas largas al aire libre (de 15 a 20 minutos.)

Llevar un registro Si tiene un cuadro de colesterol alto, debe tratar de medirlo, mediante exámenes de sangre de laboratorio, cada tres a cuatro meses para llevar un control.